'El día de mis exequias'

Mi respiración está por cesar.

Ha llegado el momento en que encuentre el Sendero.

Estoy próximo a experimentar la luz en su totalidad

inmerso en una realidad donde mi mente quedará desnuda.

 

No hay límites ni centro,

¿es ésta la hora de mi muerte?

Aprovecho obrando de modo tal que pueda despertar en mí el amor y la compasión.

Renaceré en cualquiera de las formas que beneficie a los seres sensibles.

Serviré a todos ellos que se extienden a los confines del espacio.

 

Para mantenerme con la mente en su estado divino

debo reconocer el vacío de mi intelecto

y el vacío de toda la realidad de mi conciencia sin formación.

No temeré cuando aparezca la experiencia incierta de la realidad.

No serán otra cosa que el resultado de mis pensamientos.

No puedo temerle a las apariciones, son de mi naturaleza, de mi propia Verdad.

El cuerpo mental que tengo ahora está protegido de cualquier daño.

Ya no tengo carne ni sangre.

No pueden herirme las apariciones. Todo es producto de mi pensamiento.

 

El corazón de Valrasattva resplandecerá con su Luz blanca enceguecedora.

Con ella veré el brillo de una opaca Luz proveniente del infierno.

El temor me hará huir de la Luz blanca y acercarme a la Luz opaca.

Debo actuar sin permitir que la brillante Luz pueda asustarme.

Debo creer en ella, mi refugio está en ella.

Entraré en el Reino De La Sublime Felicidad. Alcanzaré el Estado Búdico.

 

 

Fragments of 'The Tibetan Book of Death'Fragmentos de 'El libro tibetano de los muertos'


'Mantra supernova'


Nacido de polvo de estrellas,
bañado por la luz del sol.
Soy tierra, aire, agua, fuego.
Soy el Cosmos.

Tus ojos son infinitos,
Veo en ellos el origen de la creación.
Puedo sentir el ardor de tu fuego.
Sos el Sol.

 

 

Lyrics by Nicolás Desulovich


'Imágenes visuales'

El amor es como una flor de loto bailando eternamente entre los prados de una región sagrada en la que las mariposas ondulan en el aire dejando a su paso una magnífica estela, donde los conejos colorean el paisaje con pintadas sfumateadas con sus largas orejas y donde admirables cuerpos femeninos se bañan en lagos cuya agua proviene del firmamento.

Aún no logro diferenciar los colores del cielo. No conozco los verdaderos colores porque no existen. Nadie conoce qué colores vemos después de la muerte. El vacío existencial se bañará de negro.

Tu sendero está rodeado de hermosas flores multicolores regadas por los dioses. Si observas hacia el cielo notarás su presencia sobre las nubes, pero si prestas más atención notarás que a tu alrededor solo hay átomos y espacio. Ésa es la verdadera esencia de las cosas, incluyendo a los mismos dioses.

Ahora te encuentras eternamente rodeado de profundos tonos grises. Es el color de la tristeza el que acompaña nuestras milagrosas vidas. ¿Dónde están aquellas imágenes visuales que atesoran nuestra eternidad y nos llenan de luz? No las busques en los confines del espacio, pues están dentro de ti.

 

 

Lyrics by Nicolás Desulovich